fallos-de-un-coche
- Motor

Fallos más comunes que puede presentar tu coche

Quedarse atascado con el coche averiado es, si lo usas con frecuencia para desplazarte, un evento que ciertamente te habrá pasado más de una vez. 

Las averías y problemas que pueden afectar a nuestros coches son variados. Algunos pueden depender de defectos de fábrica, otros de coincidencias fortuitas o de nuestros errores, otros son el resultado del desgaste normal que pueden sufrir los componentes de un coche con el paso del tiempo.

A continuación se muestra un breve examen de los problemas más comunes que pueden dejar fuera de uso a nuestros coches:

Batería defectuosa o descargada 

Los problemas de suministro de energía pueden tener varias causas. Puede ser simplemente una batería descargada o puede que sea necesario reemplazarla por completo. La avería del motor de arranque también es parte de los problemas de suministro de energía.

Sistema eléctrico deficiente

Los coches modernos son cada vez más amplios en detalles tecnológicos útiles y novedosos. Pero también más sujeto a anomalías de todo tipo en el sistema eléctrico.

Dirección atascada

Otro problema muy común se refiere a fallas en la dirección atascada. En algunos casos, una dirección demasiado dura también puede tener origen en una presión desproporcional de los neumáticos.

Ante este problema puedes buscar recambios de suspensión en sitios de despiece citroen.

Frenos desgastados

El  desgaste de las pastillas y los discos de freno es otro problema común. En realidad, las causas que pueden dar lugar a anomalías en el sistema de frenado son diferentes, por lo que es fundamental someter tu coche a controles periódicos.

Embrague en mal estado

Entre las averías que pueden afectar al embrague, también se encuentra un disco desgastado. Si siente que el embrague se suelta demasiado alto o se “rompe”, es mejor que te comuniques con tu mecánico.

Motor deficiente

Las fallas del motor son en realidad menos comunes de lo que cree. Sin embargo, la evolución de la técnica de ingeniería moderna ha hecho que los motores sean más complicados y “delicados”.

Suspensiones dañadas

Un coche demasiado rígido, o demasiado poco rígido, o la presencia de ruidos extraños pueden indicar anomalías en la suspensión.

Limpiaparabrisas sin mantenimiento

Mantener el parabrisas siempre en perfecto estado de funcionamiento es fundamental para un viaje seguro. Por tanto, es necesario dedicarse a cuidar el perfecto funcionamiento de los limpiaparabrisas.

Luces opacas o que no encienden 

Bombilla fundida o fusibles, cristal opaco. Para concluir este breve resumen de las fallas más comunes en un automóvil, las relativas al sistema de iluminación del coche.

About Redacción_202

Read All Posts By Redacción_202

Deja una respuesta